«Mal que por bien no venga»

placas2

28 octubre 2013

Lo dicen todas las abuelas: «no hay mal que por bien no venga». Y tan fatídica frase fue la que seguramnete se les vino a la cabeza a los vecinos de esta historia. Se sorprendieron cuando días antes vieron en sus calles señales que rezaban «Reservado Mudanzas...», pero seguramente más se sorprendieron cuando vieron las calles de su barrio llenas de policías.

Nos tenemos que ir hasta la capital aragonesa para centrar esta historia; son muchos los vecinos que -reconozcámoslo- se molestan cuando a las empresas de mudanzas nos ven reservar las zonas de trabajo con esas ya conocidas señales de «Reservado Mudanzas…«. Los habitantes del Distrito de Las Delicias, Zaragoza, seguramente no fueron una excepción. Pero lo que seguramente también reconoceran a estas alturas muchos de ellos es que gracias a esta «necesaria molestia» se detuvo a unos traficantes que portaban una importante cantidad de estupefacientes. 

 

Y no es una historia que nos hayamos inventado ahora para salvaguardar la reserva de nuestras zonas de trabajo (pues de esta cuestión ya nos encargamos hace algún tiempo) sino que es noticia -o al menos lo fue a principios de este mes de Octubre- en el Heraldo de Aragón. Gracias a que unos policías estaban comprobando la reserva de mudanzas hecha con anterioridad y gracias seguramente a la casualidad, que hizo que tres jóvenes estacionaran su coche en esa zona, se decomisaron casi 11 kilos de marihuana. Y todo ese cúmulo de circunstancias ha provocado que ya no circule tanta droga por las calles de Zaragoza.

 

¡Qué razón tienen nuestras abuelas! Casi siempre, «no hay mal que por bien no venga».

 

Mudanzas Carlos Rodriguez, «su mudanza en buenas manos«