Cómo tiene que ser un contrato de guardamuebles

Contrato guardamuebles

25 noviembre 2016

En este post salimos de dudas, ¿cómo tiene que ser un contrato de guardamuebles? Es fundamental que una vez hayas contratado un servicio de guarda-custodia para tus pertenencias conozcas de primera mano los aspectos legales del documento que regulará tu relación con la empresa de guardamuebles. Te damos todos los detalles.

Un contrato de guardamuebles es el documento jurídico que regula la relación entre empresa y cliente. Piensa que vas a entregar a terceros todas tus cosas, por lo que es fundamental que todos los aspectos de la relación comercial queden sujetos en un informe jurídico. La empresa de guardamuebles en Bilbao que elijas estará para asesorarte y darte la mejor atención.

Cómo tiene que ser un contrato de guardamuebles

Cuando contrates un guardamuebles tres van a ser las figuras legales que interactuan entre la empresa y cliente: presupuesto, factura y contrato. Recuerda que todos ellos deben de estar por escrito y contar con el beneplácito de todas las partes. Desde el punto de vista del derecho, el contrato de guardamuebles regula la relación y sus características.

Cómo tiene que ser un contrato de guardamuebles

¿Qué es un contrato de guardamuebles?

A través de este convenio un depositante (usuario) confía sus pertenencias a una empresa de guardamuebles. En general, la firma se compromete a la guarda y custodia, devolviéndoselos al término del contrato en el mismo estado en el que fueron dejados.

Elementos del contrato de guardamuebles

1. Identificación de las partes. Debe aparecer claramente quién es el contratante (con todos sus datos personales y legales) y quien la contratada.

2. Objeto del contrato: la guarda y custodia de una serie de bienes a cambio de una tarifa (generalmente de carácter mensual).

3. Las obligaciones legales de cada una de las partes:

  • Por parte del usuario el pago del precio que se establezca por el depósito de bienes.
  • Por parte de la empresa de guardamuebles: los propios elementos que le son confiados (recogidos en un inventario), que deberán ser asegurados por un valor determinado y devueltos al usuario en el mismo estado en el que le fueron confiados.

4. La duración del servicio. Como todo contrato deberá estar marcado sobre qué periodo de tiempo va a tener validez.

5. Cuestiones económicas:

  • Tarifa a aplicar y con que carácter durante el tiempo de guarda-custodia.
  • Asimismo, el precio del servicio debe detallar los distintos conceptos por los que se puedan tarifar a parte: movimientos internos, seguros, acarreos, estiba o desestiba, etc.
  • Forma de pago y periodicidad de la misma (a partir de que día natural de estancia en el guardamuebles se cobrará período completo).
  • El capítulo de precios debe incluir asimismo la forma de revisar la tarifa de guardamuebles en caso de que el contrato se prorrogue más de un año.
  • Medidas a adoptar en caso de impagos. Generalmente se aplican a partir del mes 6 todo ello según los dispuesto en el artículo 1.872 del Código Civil.
En este artículo salimos de dudas, ¿cómo tiene que ser un contrato de guardamuebles? Te damos todos los detalles.

Servicio de guardamuebles de calidad en Bilbao

Cuando tengas la necesidad de contratar un servicio de guardamuebles ten en cuenta que la empresa que elijas debe ofrecerte siempre un contrato que regule vuestra relación. Piensa que ese documento no solo te «obliga» a ti, sino también a la empresa de mudanzas en Bilbao a la que le vayas a confiar todas tus pertenencias.

Este contrato de guardamuebles se completará con la factura del servicio. Desde Mudanzas Carlos Rodriguez te aconsejamos además que inspecciones las instalaciones en las que se guardarán tus cosas. Recuerda que un guardamuebles no solo es un espacio físico sino también un sistema que debe aportar seguridad a la operación.

Mudanzas Carlos Rodriguez, «tu mudanza en buenas manos«

2
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x