¿Existe un boom de mudanzas internacionales?

27 marzo 2014

La mudanza, como actividad económica, no es ajena a los cambios socioeconómicos o de índole demográfico. Tanto es así que quien más o quien menos venga notando en los últimos tiempos un aumento en la petición de presupuestos para mudanza internacional. Nos obstante, y según datos publicados recientemente por el Instituto Nacional de Estadística, la población vasca que reside en el extranjero aumentó en casi 4.500 personas duarante el año pasado. Esta cifrá supondría un aumento del 5,8% más con respecto a 2012. Ante estas cifras es facil pensar que estemos ante un floreciente nicho de mercado.

 

Está claro que en tiempos de crisis es difícil encontrar una estabilidad económica necesaria en tus fronteras que te permita desarrollar un proyecto de vida. La marcha a otros países parece ser, al menos de momento, una buena vía de escape. Y los datos están ahí: en 2013 la población vasca que emigro aumentó en 4.476 personas, lo que nos da que un total de 76.000 vascos residen a día de hoy lejos de nuestras fronteras. A la luz de estos datos sería fácil adivinar que el aumento de mudanzas internacionales ha sido exponencial.

 

Sin no ser cierto distan mucho estos datos de poder hablar de un éxodo o boom en el negocio internacional de los traslados. En la mayor parte de los casos la mudanza internacional viene marcada por la tan mencionada movilidad laboral; primero marcha el cabeza de familia para una vez estabilizado el trabajo producirse el traslado del resto de la familia. Según datos manejados por el INE, Argentina, Colombia y Perú son -por este orden- los principales países de destino para los vascos emigrados. Vistos los estados que más vascos acogieron en 2013, sea fácil pensar que en las cifras manejadas por el ente estadístico puedan incluirse a extranjeros nacionalizados españoles que a causa de la crisis han resuleto volver a sus lugares de residencia.

 

 

Así las cosas, y la vista de todos estos datos y de los propios que manejamos, en Mudanzas Carlos Rodriguez damos fe de un aumento cercano al 40% en la petición de ofertas internacionales y en un aumento cercano al 35% en la facturación de mudanza internacional. Si bien es también verdad que las ofertas que recibimos a día de hoy son perfectamente asumibles y por lo tanto no suponen un derbordamiento de la actividad, por lo que resultaría ciertamente pretencioso hablar de «boom». 

 

Mudanzas Carlos Rodriguez, «su mudanza en buenas manos«