¿Qué se moviliza en el proceso de una mudanza internacional?

mudanzainternacionalMCR2

21 enero 2014

El proceso de una mudanza significa, por si mismo, el cumplimiento de una serie de pasos que garanticen el éxito de la operativa. Organización y planificación cronológica son sin lugar a dudas claves en todo el proceso. En una mudanza internacional, donde se cambia de país, constumbres, de vida, de leyes, etc., es más importante si cabe guardar orden en el procedimiento de traslado que comenzará por la elección de una buena empresa de mudanzas que se encargue de tal fin.

 

Para empezar a organizar la mudanza internacional, al igual que ocurre con el traslado local en Bilbao o Bizkaia, tendremos que organizarnos y pensar qué cosas de nuestra casa nos van a hacer falta. Qué muebles y enseres vamos a necesitar en nuestra «nueva aventura» lejos de nuestras fronteras. Seguramente en un movimiento internacional deberemos ser mucho más selectivos dado que la oferta económica de mudanza irá en consonancia con el volumen de mercancía a trasladar (no es lo mismo el flete de un contenedor de 20 que de 40 pies). 

 

 

 

Bien, una vez tengamos una primera lista de las cosas que vamos a necesitar trasladar nos pondremos con la elección de la empresa de mudanzas. Como casi todo en la vida habrá que primar la calidad frente al precio, lo que no significa que paguemos lo primero que nos pidan. En caso de internacional, son fundamentales las referencias (pregunta a otros compañeros de trabajo con qué empresa hicieron ellos su mudanza), que la empresa verbalice y clarifique cómo va a ser el proceso de traslado, con qué agentes cuenta en destino, qué seguros cubren la operación, con qué naviera o compañía áerea se trabaja, etc. Cuanta más información seamos capaces de gestionar, mayor será el grado de éxito de nuestra mudanza.

 

mudanzainternacionalMCR1

Elegida la empresa de mudanzas es de nuevo hora de organizar la mercancía y planificar tiempos (habrá que valorar el tiempo para la consecución de toda la documentación requerida, tiempo de traslado, vuelos, etc.). Nos preguntaremos entonces preguntales tales: ¿Qué incluiremos en nuestro menaje? ¿Cuál va a ser nuestro equipaje de mano? ¿Conocemos las dimensiones y ubicación de nuestra nueva casa? ¿Llevaremos todos nuestros muebles? ¿Qué expectativas tenemos de nuestra llegada al país que será nuestrto nuevo hoagar? ¿Problemas con el idioma? Si bien a priori parecen cuestiones obvias, al momento de empezar la mudanza veremos que tienen mucha mayor importancia de la que en principio nos habíamos planteado.

 

Ya hemos hecho todo el trabajo en origen dado que hemos decidido qué nos vamos a llevar y hemos escogido la mejor mudanza. Toca ahora pensar en destinop, en qué y quiénes nos vamos a encontrar en el nuevo país, pero eso ya es «harina de otro costal».

 

Mudanzas Carlos Rodriguez, «su mudanza en buenas manos«