Peligro: mudanzas chollo

portes

11 febrero 2013

Muchas veces se ven anuncios de empresas que ofrecen sus servicios de mudanzas -por llamarlos de alguna manera- a precios muy bajos; sólo hay que fijarse en farolas, portales e incluso en la Red. Rápidamente, al verlos, nos tendríamos que preguntar ¿qué están ofreciendo realmente? ¿Son empresas serias y competentes o, por el contrario, se trata de empresas fantasma, que operan en el mercado sin cumplir en más mínimo requisito legal?

 

 

Cuando buscamos una empresa para que nos haga la mudanza, siempre miramos que el precio sea competitivo, más en estos tiempos de crisis. Sin embargo, muchas veces nos encontraremos auténticos chollos que no siempre dan el resultado deseado (que todo llegue bien). En la mayoría de las veces, se trata de personas individuales que ni siquiera tienen dada de alta la empresa, ni su personal está debidamente contratatado… en definitiva, son lo que se conoce como «ilegales».

 

En primer lugar, quizás una farola o un anuncio en un periódico de anuncios no sea el mejor lugar para escoger a un «buen profesional». Ten en cuenta que una empresa de estas características nunca hará un presupuesto previo del trabajo que va a realizar. En caso que lo hiciera, será abierto y no aparecerán los datos de la empresa. Los hay incluso -aunque no te lo creas- que ni tan siquiera incluyan en cobro del IVA. Hulle de aquellos que utilicen frases del tipo: «¿Qué te ha dado la empresa X?, yo te doy menos«.

 

operariomudanzasEste tipo de empresas no suelen tener licencia para operar en el transporte de mudanzas, lo que exige estar dado de alta en Hacienda y pagar sus correspondientes tributos. Lo más seguro es que no tenga operarios cualificados porque ni tan siquiera tenga trabajadores dados de alta en la Seguridad Social; cuidado con aquellas firmas que se visten de legalidad llevando cada día un autónomo u otro. El problema es el mismo: son operarios que no están preparados para hacer mudanzas porque cada jornada hacen una actividad diferente (montar muebles, poner suelos, hacer obras, pintar, etc.)

 

Una empresa de estas características no suele tener sus vehículos rotulados y hasta es posible que no hayan pasado la ITV o no estén al día en sus obligaciones técnicas, seguros, etc. Estos «ilegales» carecen de la mayoría de servicios de los que disponemos en una empresa de mudanzas seria; el guardamuebles suele ser el más llamativo.

 

En resumidas cuentas, antes de contratar una empresa «especialmente» barata, comprueba que te ofrecen servicios de calidad. Aquí las referencias de terceros serán fundamentales. Exija siempre presupuesto por escrito y reclame tanta información y documentación como desees. 

 

Mudanzas Carlos Rodriguez, «su mudanza en buenas manos«