La ropa en las mudanzas

cajaropaperchapordentroMCR

10 noviembre 2014

Uno de los elementos más importantes de una mudanza, dada su importancia y cantidad, es la ropa. La hay de todo tipo, tamaño, forma y color, y resulta vital en nuestro día a día. De ahí que su embalaje, manipulación y traslado sea uno de los aspectos fundamentales en toda mudanza doméstica. 

 

Uno de los primeros aspectos que debes tener en cuenta a la hora de enfrentarte a una mudanza con ropa es haber hecho previamente una selección de las prendas que utilizas de las que no. Resulta a todas luces poco práctico (y poco económico) trasladar vestuario que ya no utilizas. Recuerda que uno de los elementos valorativos a la hora de que una empresa de mudanzas en Bizkaia se presente un presupuesto es la cantidad de objetos y enseres a trasladar.

 

Una vez hayas definido qué ropa es la que quieres mover las empresas de mudanzas disponemos de sistemas de embalaje propios para este tipo de elementos. Así, debes que en ningún caso tu ropa va a ir mezclada con otros elementos del hogar; desconfía asimismo de empresas (por llamarlas de alguna manera) que trasladen tus prendas en bolsas de plástico o maletas. Cada ropa debe ir perfectamente identificada por hueco (habitación 1, 2, 3…) y por tipo, ya que no es lo mismo un polo que una camisa que la ropa interior. En el caso de ropa doblada la utilización de papeles de seda benefician su conservación y su orden, ya que sirven por ejemplo para separar el contenido de cada uno de los cajones de tu chiffonier, armario o cómoda.

 

En el caso de la prenda colgada las empresas de mudanzas serias disponemos de armarios de cartón que nos facilitan el traslado de camisas, trajes, chaquetones, etc. Este es un sistema limpio, cómodo y seguro, puesto que lo único que hay que hacer en destino es volver a colgar esa ropa. Al igual que ocurre con otros materiales de embalaje, las cajas de percha que utilizamos en la actualidad en Mudanzas Carlos Rodriguez son respetuosas con el Medio Ambiente dado que están elaboradas al 100% con material reciclado.

 

Y si hablamos de ropa, no está demás recordar que es muy recomendable preparar el mismo día de la mudanza una maleta con la ropa y las mudas para ese día. Y es que es de vital importancia tener controlado esos días en los que no se está en un sitio concreto la ropa que nos va a hacer falta, máxime si hay niños. No encontrar la ropa del deporte de Mikel o las mudas del bebé sería un gran problema que dificultaría sobremanera la entrada en la nueva casa.

 

Mudanzas Carlos Rodriguez, «su mudanza en buenas manos«