Cómo gestionar los contratos de suministros en la mudanza

4 agosto 2020

Tan importante como la mudanza de tu casa son también los suministros que va a necesitar y su contratación. La planificación y organización son claves para resolver situaciones a priori estresantes. Por eso, en este artículo te vamos a ofrecer consejos útiles para gestionar los contratos de suministros en la mudanza de tu nuevo hogar.

Una mudanza de casa supone un verdadero quebradero de cabeza si no hay una organización adecuada que garantice su éxito. Por esta razón, es importante gestionar contratos de suministros en la mudanza con tiempo, de tal manera que puedas anticiparte a los problemas y disponer de un mínimo margen de error para solventarlos. En este sentido, una de las responsabilidades que más atención te va a requerir es la gestión de los contratos de suministros.

Contratación de suministros en el hogar tras una mudanza

En primer lugar, es importante que antes de realizar la mudanza de tu casa tengas resueltos todos los contratos para dar de baja el suministro en el anterior domicilio y para el alta del nuevo. De este modo, cuanto antes efectúes el cambio, menor cantidad de días pasarás sin luz, electricidad o agua caliente sanitaria. Asimismo, hay que diferenciar en estos casos los siguientes dos supuestos para establecer el servicio:

  • Si se trata de una vivienda de segunda ocupación, es decir, que ya se ha vendido o alquilado antes a otros inquilinos;
  • O si, por el contrario, se trata de una casa recién construida y, por lo tanto, de nueva ocupación.

Para gestionar contratos de suministro en la mudanza, este factor cobrará especial relevancia. Si se trata del primer supuesto, es probable que no tengas que pagar ciertos impuestos por establecer el servicio. Mientras, en el segundo, como se trata de un proceso nuevo en el que incluso tendrás que instalar calderas o el sistema que mejor se ajuste a tus necesidades, precisarás de una inversión previa superior.

Cómo dar de alta la luz en la vivienda

Una vez se conozcas el estado del inmueble, si ha tenido o no suministro antes, debes ponerte en contacto con la empresa comercializadora para dar de alta la luz en la vivienda. Existen varias compañías, por lo que te recomendamos analizar las ventajas de cada una, así como sus cuadros de tarifas. Este paso es clave porque es la única manera que tienes de asegurar la eficiencia y el ahorro energético si la potencia contratada se ajusta a tus necesidades.

Para poder dar de alto el suministro eléctrico en tu nuevo hogar después de hacer la mudanza necesitarás aportar:

  • Datos del titular del contrato: DNI o NIE, nombre y apellidos
  • Número de cuenta bancaria en el que se van a abonar la domiciliación
  • Dirección postal del inmueble
  • Señalar la potencia eléctrica que se desea contratar
  • Indicar el CUPS (Código Universal del Punto de Suministro)
  • Tarifa de luz que desea contratar

Una vez se presentada toda la documentación a la compañía eléctrica y se verifiquen los datos, la comercializadora dará la orden a las distribuidoras para que efectúen el cambio o el alta de tu casa. Como este proceso puede tardar entre 4 y 5 días, te recomendamos realizar con la antelación suficiente para no vivir durante unos días sin electricidad.

Cómo dar de alta el Internet

En un mundo tan interconectado, Internet forma parte del hogar. Casi siempre que se realiza una mudanza es probable que también necesites un cambio de compañía telefónica. Gracias a esta gestión podrás obtener un pack que incluya gigas y llamadas a un precio asequible tanto para la vivienda como para tu móvil.

Para conocer la tarifa que mejor se pueda corresponder a tus preferencias, lo ideal sería entrar en páginas web y buscar un comparadores de prestaciones. Estos simuladores, en base a una serie de preguntas como el precio dispuesto a pagar y los servicios que más se necesitan, consiguen sacar una lista con las ofertas más acertadas para cada particular.

Mudanzas Carlos Rodriguez, «tu mudanza en buenas manos»

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x