Guardamuebles: cuando tú ahorras otros ganan

contenedoresenlacalleMCR

11 abril 2014

No es la primera vez que nos ocupamos de este asunto: qué determina el precio de un servicio de guardamuebles. Por lo general, toda empresa de mudanzas seria que disponga de este servicio mueve sus tarifas de custodia en dos parámetros: volumen de mercancía a guardar y tiempo de estancia. Así, a más cantidad de muebles y enseres más importe; y cuanto mayor sea el periodo de guarda-custodia menor será el importe mensual del almacenaje. Hasta aquí todo claro pero…¿si te dijeramos que puedes ahorrarte dinero en este servicio a la vez que realizas una valiosa labor social?

 

 

El objetivo de este artículo es clarificar que el factor fundamental que determina el precio de un servicio de guardamuebles el la cantidad -entendida como volumen- de objetos que quieres custodiar. Así, no será lo mismo la guarda de 5 metros cúbicos de muebles que de 30; obviamnete a mayor cantidad mayor será también el importe a abonar. Por otro lado, el tiempo de custodia es también otro factor determinante a la hora de establecer la tarifa.

 

guardamueblesdentroMCRTomando todas estas aseveraciones como ciertas y útiles en Mudanzas Carlos Rodriguez aconsejamos siempre a nuestro clientes que antes de plantearse la contratación de un servicio de guardamuebles se proceda a hacer una limpia de todos los muebles y enseres que una vez concluido el tiempo de guarda no nos vaya a servir. Os aconsejamos en este punto que echéis un vistazo a otras entradas en las que ya nos ocupamos de estos menesteres.

 

Pero ¿qué podemos hacer con todo eso que nos sobra? Además de pensar en retirarlos, para lo que también contamos con servicios de gestión de residuos, quizás meditemos sobre la posibilidad de que a alguien le puedan servir para algo. La idea es sencilla: buscar nuestro beneficio con un ahorro en nuestra tarifa de guardamuebles a la vez que ayudamos a los que tienen menos. En definitiva lo que os proponemos es un plan  de los más social: un reparto de recursos.

 

¿Qué podemos hacer con los objetos que nos sobran?

 

  1. Ropa. La máxima es sencilla: lo que no nos hemos puesto en los últimos 6 meses seguro que no nos lo vamos a volver a poner. Pero eso no significa que a otros nos les sirva. Existen una gran variedad de entidades que se encargan de la gestión de ropa usada. Destacamos Ekorropa pertenenciente a la entidad cristiana Cáritas.
  2. Muebles. ¡Vamos a darle una segunda oportunidad a nuestro mobiliario! Siempre que estén en buen estado es una magnífica idea en pos del consumo responsable. No sólo puedes cederlos sino que también puedes acudir a este tipo de tiendas especializadas en busca de alguna pieza en conreto.
  3. Juguetes. Estamos de acuerdo que estos objetos son de uso temporal; un mordedor para recién nacidos nunca nos servirá luego paras otras edades. Darlos para que los utilicen niños de familias más desfavorecidas es una buena acción y nos permite deshacernos de objetos voluminosos a la hora de transportarlos y guardarlos en grandes cantidades en nuestra mudanza y guardamuebles. Os recomendamos que os paséis por la página Mil y un juguetes.
  4. Libros. Como bien cultural que son nuestro objetivo será siempre preservarlos al máximo y garantizar su libre acceso. Sea cual sea la naturaleza de los ejemplares, narrativa, consulta, libros de texto, etc. es otro modo de ahorrar en nuestra factura de guardamuebles a la vez que ayudamos a las personas con menos recursos. Recomendamos por ejemplo un servicio de trueque de libros.

  

 

Con todas estas ideas, y muchas otras que seguro se os ocurren, podréis aliviar el recibo de vuestra mensualidad de guardamuebles ya que conseguiréis reducir el volumen de mercancía a custodiar. Y todo ello haciendo a la vez una buena labor social.

 

Mudanzas Carlos Rodriguez, «su mudanza en buenas manos«