Cómo cuidar de una lavadora

Cuidado lavadora

16 mayo 2014

El movimiento de electrodomésticos dentro de una mudanza es algo normal; en Mudanzas Carlos Rodriguez llevamos más de 30 años encargándonos del correcto transporte de lavadoras, frigoríficos, secadoras, etc. Pero ¿qué pasa una vez la pieza está en tu casa?, ¿somos diligentes en su cuidado?

En muchas ocasiones nos piden consejo sobre el cuidado y mantenimiento de por ejemplo las lavadoras, electrodoméstico central dentro del hogar. Por ello nos hemos puesto en las manos expertas de Anfel, Asociación Nacional de Fabricantes e importadores de Electrodomésticos.

Correcto cuidado de nuestros electrodomésticos: la lavadora

Al igual que ocurre con cualquier electrodoméstico, el funcionamiento de la lavadora se ve afectado por su uso. No solo por el desgaste propio de sus piezas, sino porque, si no se toman los cuidados correspondientes la suciedad se va acumulando sobre todo en partes específicas como el tambor, la junta de goma y el filtro. Si la ropa después de lavar sale con manchas, es probable que la lavadora necesite una limpieza profunda. Desde Anfel recomendamos que, al igual que para su manipulación contrate los servicios de profesionales como Mudanzas Carlos Rodriguez, haga lo propio en la elección de su servicio técnico.

Limpieza del tambor y la junta de goma

Para limpiar el tambor, lo aconsejable es utilizar un ciclo largo en la lavadora sin ropa y con el máximo nivel de agua. Y en lugar de utilizar detergente se debe aplicar sustancias como un desincrustante de sarro. Una clave para que la lavadora se mantenga limpia es ventilar bien el tambor después de cada uso.

La junta de goma debe limpiarse bien con un trapo humedecido en agua y detergente, lejía o amoniaco, todo ello según el grado de suciedad. 

Limpiar el filtro y el cajetín del detergente

Con respecto a la limpieza del filtro es fundamental seguir las instrucciones de los fabricantes para retirarlo y limpiarlo; una deficiente limpieza puede generar en nuestra lavadora malos olores o que la ropa salga con manchas.

Otra pieza a la que a menudo no se le da la suficiente importancia es el cajetín del detergente. Basta con quitarlo con una frecuencia de cuatro meses y lavarlo con agua tibia, procurando despegar cualquier resto de jabón, suavizante o cualquier otro producto que hubiera quedado adherido.

Consejos para el cuidado y mantenimiento de la lavadora

  • Evitar la sobrecarga. Si bien es aconsejable llenar por completo el tambor de la lavadora para evitar el derroche de agua y energía, tampoco se recomienda que esté demasiado lleno. Es necesario que quede espacio para que el agua se mueva y circule sin dificultades.
  • Ventilar el tambor. Conviene dejar la puerta del electrodoméstico abierta durante un buen rato después de su uso; recuerde que esta es un a zona de la lavadora muy expuesta a la humedad y es fácil que sin una correcta ventilación aparezcan manchas de humedad.
  • Limpiar con frecuencia. Pasar un trapo húmedo para evitar que la suciedad se impregne.
  • Hacer coladas de mantenimiento. Con el tambor vacío ejecutar un ciclo de lavado en el programa de algodón. Esto ayuda a evitar las acumulaciones de detergente y sarro en el tambor.
  • Cerrar la llave de paso. Este consejo es válido para casos en los que no se tenga intención de utilizar la lavadora durante un periodo largo de tiempo. Con ello evitaremos eventuales filtraciones que lleguen al aparato y puedan afectarlo.
mudanzascuadroanfelMCR

Mudanzas Carlos Rodriguez, «tu mudanza en buenas manos«.