Cómo embalar una mudanza

embalajemudanzadomestica

7 noviembre 2013

Lo decimos siempre: hay tantas mudanzas como personas en el mundo, y por extensión tantos tipos de presupuestos como posibilidad de mudanzas. Y uno de ellos puede ser aquel en el que el cliente, tú, solicita hacer el embalaje de enseres por su cuenta. Para todos ellos, y para los que tengan pensado hacer una mudanza en Bilbao o Bizkaia, sirva esta entrada.

Toma buena nota de los consejos que te vamos a dar si eres de los que te estás planteando realizar el embalaje de enseres ahora que estás organizando tu mudanza en Bilbao.

  • Haz una primera selección entre los objetos de primera necesidad y los que no son tan urgentes. Aquellos que consideres prioritarios, deberán estar muy bien señalizados (colores, marcas especiales, alguna numeración) para que puedas identificarlos rápidamente el día de la mudanza. Por esenciales entendemos: documentación, cargadores de aparatos electrónicos, medicinas y la ropa de primera necesidad.

  • Fundamental, todos los muebles deben ser transportados vacíos: retira todo el contenido de las estanterías, los bajos de los muebles, los cajones de las mesillas, etc. Ten en cuenta que para que los operarios de mudanzas puedan efectuar correctamente su embalado, el hecho que estén vacíos facilitará enórmemente esta labor.

  • Los equipos electrónicos deben estar desconectados, secos, vacíos, con sus accesorios, transformadores, mandos y adaptadores eléctricos junto a ellos. Recuerda que en caso de tener que transportar un frigorífico, éste debe haber sido descongelado al menos 24 horas antes del traslado.

  • Y recuerda que por mucho cuidado que tenga (¡y creenos cuando te decimos que lo tenemos!) en la mudanza siempre puede haber algún golpe o movimiento brusco; empaqueta con sentido común, teniendo especial cuidado con los objetos frágiles. Procura que las cajas no se hundan o que no sobresalga nada de ellas. Lo más pesado siempre en cajas más pequeñas, deja para las grandes lo más ligero y voluminoso.

 

embalajevajilla

 

Dicho todo lo anterior en Mudanzas Carlos Rodriguez siempre recomendamos que os pongáis en manos profesionales; si ya de por si el día a día es estresante, añadele además una mudanza. Tira del refranero popular: «zapatero a tus zapatos«. Al final, tomarte el proceso de la mudanza con tranquilidad sabiendo que cuentas con profesionales evita cualquier percance y… ¡haznos caso, es muy rentable!.

 

Mudanzas Carlos Rodriguez, «su mudanza en buenas manos«