Más sobre sistemas y otras cuestiones PARTE II

contenedoresapilados

8 octubre 2012

«¡No me entra todo en casa!»… cuantas veces se nos habrá venido a la cabeza esta idea. «¿Pero ahora que hago con todos mis muebles?«, es seguramente lo que se le paso por la cabeza cuando el vecino de arriba le inundo la casa. Para todas estas cuestiones y muchas otras (deténgase un rato y piense) se crearon los servicios de guarda y custodia, que en el ámbito de las mudanzas conocemos con el término de «guardamuebles». Seguimos dándole vueltas al asunto de los sistemas y las cuestiones…

 

 

Tras una una primera entrada en la que tratamos de hacerle ver la parte más teórica relacionada con nuestro servicio de guardamuebles, pretendemos ahora descubrirle exactamente de qué sistemas de almacenaje estamos hablando.

mueblesgranelBásicamente podríamos hablar de dos únicos sistemas, y a partir de ahí variantes (más o menos seguras, más o menos económicas, más o menos reales -¡qué de todo hay en el sector-,…): 1. almacenaje a granel, y 2. almacenaje en contenedor.

Si hablamos de «a granel» estamos refiriéndonos a aquel sistema en el que la mecancía se estiba en un espacio diáfano y no permite desplazar la citada mercancía. Esta modalidad requiere de varias fases de manipulación. Así, si hablamos de un domicilio, su contenido será cargado-descargado al menos en 4 ocasiones (carga en el piso – descarga en el almacen – carga en el almacen – descarga en el piso). Obviamente el exceso de manipulación y movimiento de la carga es una de sus principales -sino la única- contras. En este sistema nos encontramos los módulos, pabellones, trasteros, etc.

contenedoresmaritimosCuando hablamos de «contenedor» nos referimos a aquel sistema en el que la mercadería se estiba en contenedores que pueden ser trasladados por un vehículo de un punto a otro. Su fuerte, a diferencia del anterior, es que se reduce la manipulación de los elementos a guardar. En el ejemplo anterior hablaríamos de 2 únicas cargas. Básicamente las variantes en este sistema se reducen al tipo de contenedor a utilizar: metálico -marítimo- y de madera. El primero de ellos, por su tamaño, suele ser depositado en exterior y por lo tanto a la suerte de las inclemencias meteorológicas (lluvias, cambios bruscos de temperatura, heladas, humedad, etc.). Podría darse la circunstancia de que se apilaran en grandes naves pero damos fe que en nuestro entorno (Bizkaia) esto no existe. Los de manera, de menor tamaño, son estibados en naves especialmente acondicionadas para ello. Son más ligeros y por ende más fáciles de manipular.

¿Aún sigue pensando que todos los sistemas son iguales? ¿Está seguro de que está dispuesto a almacenar a granel esa delicada figura? ¿Seguro que la ropa blanca de su casa donde mejor va a estar es en la calle, en contenedores metálicos?

Se decida por la empresa que se decida (y por lo tanto por un sistema u otro) en Mudanzas Carlos Rodriguez le aconsejamos que visite antes las instalaciones en las que se van a depositar sus muebles y enseres. De hecho, nosotros sin que nos lo pidan invitamos a nuestros clientes a que nos visiten.

 

 

Mudanzas Carlos Rodriguez, «su mudanza en buenas manos«